Cuando tenemos un coche que honestamente no da para más, y lo que está haciendo es ser un estorbo en el garaje o peor aún, representando un peligro si tenemos la osadía de sacarlo en condiciones inseguras, no solo para los arriesgados usuarios sino también para los inocentes que puedan coincidir con el trayecto del mismo, lo sensato es solicitar los servicios de un desguace para darle de baja.

No porque le demos largas a esa decisión el vehículo va a mejorar mágicamente, si lo analizamos objetivamente llegaremos a esa inevitable acción. A continuación pondremos en contexto la situación para que quede claro el asunto.

  • Un coche viejo se puede tragar nuestros ahorros, sin darnos cuenta, bajo el pretexto de salvar al automóvil que tanto bien nos ha hecho, seguimos apostando una y otra vez a las interminables reparaciones, cada vez más compleja y caras, seguramente.
  • Si lo tenemos aparcado, está ocupando un espacio que bien puede ser empleado para otros usos, además acumula polvo, alberga alimañas, si le cae agua de lluvia se convierte en un criadero de insectos transmisores de enfermedades.
  • Si en casa hay niños, querrán acercarse y jugar con el viejo coche, pero estarán expuestos a peligros de los cuales ellos no son conscientes, recordemos que estas máquinas poseen fluidos volátiles y circuitos eléctricos que pueden ocasionar algún accidente.
  • También, aunque no parezca relevante, afecta la estética del recinto y si está visible, ha de ser un elemento perturbador para la comunidad.
  • Con el pasar de los días, lo que podemos conseguir es que la tasación que hagan, cuando finalmente enfrentemos la realidad, sea muy inferior a lo que hubiésemos podido adquirir tiempo atrás, a consecuencia del deterioro imparable que experimentará estando aparcado o circulando.

Este tipo de decisiones debe ser oportuna, tampoco a la ligera y con esto lo que queremos decir, es que no vamos a transar con el primer desguace que encontremos. Es apropiado verificar al menos en tres establecimientos, físicos o virtuales, pero lo más conveniente es que sean especializados en dar de baja a los coches, de esta manera sabremos que se encargarán de todo con nuestra mínima intervención.

Al menos esto es lo que ofrece el servicio de la web cochesparadesguace. Tal como se puede apreciar en su nombre se trata de expertos en sacar de circulación aquellos vehículos que se consideren que han llegado al fin de su vida útil.