En las entidades bancarias siempre buscan la manera de hacer subir sus capitales de diferente manera, ya sea con cuentas corrientes, depósitos, etc.

Una de ellas son las hipotecas, estas respaldan el derecho de una propiedad a cambio de un préstamo de dinero.

Aunque suena como una propuesta interesante, las hipotecas es un tema que no se debe tomar a la ligera, ya que requiere alto nivel de compromiso del cliente, o podría perjudicarle de tal manera que podría dejarle en bancarrota.

Las hipotecas crean intereses según lo acordado con el prestamista, en las entidades bancarias europeas por ejemplo, existe el Euribor, que son las tasas de intereses recolectadas diaria, semanal, o anualmente de una cierta cantidad de bancos (Europeos) fijas que se aplicaran a las hipotecas.

Por lo que si tienes una hipoteca, el pago final dependerá completamente de la tasa del Euribor.

Existen las posibilidades de hacer una previsión Euribor , para tener en cuenta en cuanto podría afectar, si está considerando, el tener un préstamo hipotecario.

El Euribor es el tipo de intereses que se cobran en Europa cuando un banco le presta dinero a otro banco, y a su vez este puede prestar a empresas o personas particulares.

Este no solamente es un solo valor, como habíamos mencionado puede ser diario. Semanal o anual, por lo general el anual es el que se toma en cuenta para definir los intereses hipotecarios.

Sin embargo el diario es fijo en cada día laboral del año, el procedimiento es por medio de un programa que tiene una página, recolecta la información bancaria de los bancos asignados (Europeos) eliminar el 15% de la cifras más altas, el 15% de las más bajas, y utilizar el restante para crear la cifra promedio.

Como se aplican los intereses fijos o variables en las hipotecas.

Ya que estamos familiarizados en cuanto a los temas de hipoteca y Euribor, es importante tener en cuenta a la hora de obtener una hipoteca, los sistemas y tipos de intereses que con ello acompañan a las mismas.

Las entidades bancarias se rigen por intereses para recuperar lo invertido y a su vez generar ganancia, de ahí el negocio de prestar dinero, estos intereses puedes ser fijos o variables.

Por lo general son variables debido al constante movimiento que en el caso europeo representa el Euribor, o en estados unidos el libor.

En los préstamos hipotecarios de interés variable se obtiene sumando de la siguiente manera:

El índice de referencia que en este caso es el que da el Euribor, y el diferencial que es la parte fija que se le suma al índice de referencia.

Por eso podemos ver en diferentes páginas los estudios que toman en cuenta la previsión Euribor, para determinar cuáles podrían ser los costos de intereses anuales según la cifra estimada por la misma.