El dinero suele ser de gran importancia en nuestro día a día, claro sin él nos vemos en la miseria y en disposición de no poder hacer nada. Por eso y sobre todo desde que llegara la crisis lo cuidamos mucho más. Por ejemplo intentamos ser ahorrativos en cualquiera de nuestras compras, intentamos que nadie nos de gato por liebre en ningún producto y sobre todo intentamos que el  dinero parezca que nos cunde y llegamos de una manera o de otra a fin de mes. Y es que con cualquier tipo de moneda corremos el riesgo de que pueda ser falsa, ya todos nos acordamos de cuando teníamos la peseta, una moneda que ya vemos muy lejana y que hemos llegado a echar mucho de menos, por el simple hecho de darnos cuenta que cundía más, no sabemos porque pero todos los que hemos utilizado la peseta tenemos la percepción de que podíamos hacer muchas más cosas, bien pues como todos sabemos fueron muchas las pesetas que hubo falsificadas pasando incluso por billetes que tenían valor.

Pues con los euros desde luego no ha sido menos, nos hemos encontrado con auténticos cara duras que por muy difícil que  pareciera al final han conseguido hacer una buena cantidad de euros falsos. Han sido muchos los que han circulado por nuestro país y la gente ha tenido un montón de miedo de que pudiera tocarle alguno ya que si te toca da ese billete y su valor por perdido porque dese luego no esperes a que nadie se haga responsable. Hoy en día aunque las noticias se oigan menos podemos decir que los billetes se siguen falsificando, igual no de la misma manera y con la misma asiduidad que antes pero seguro que circulan entre los demás.

Pues es justo en este enlace donde podemos encontrar la solución, una serie de detectores que podemos llevar en el bolso o en cualquier bolsillo y que al menos nos dará la tranquilidad de saber que el billete que nos van a dar es de valor. Por suerte para nosotros hay gente que piensa en la gente de a pie e inventa artilugios con los que hacer su vida mucho más fácil y por lo menos poder salir a la calle sin el miedo a que el poco dinero que nos puedan dar en vueltas del súper sea en dinero falso que no vale para nada.