Hay familias que por una cosa o por otra tienen que mudarse a mitad del año escolar, no lo hacen a sabiendas, simplemente sucede, una oportunidad de empleo en otro lugar, un cambio de residencia para vivir mejor, tener que dejar la vida que se lleva por no poder permitírselo…son tantas las razones por las que una familia puede mudarse.

Esto conlleva que los chicos deben de ir a un colegio nuevo y esto significa que hay que comprar material colegio para el nuevo cole. Es probable que les sirva algo de lo que ya tienen, habrá muchas cosas que se puedan reciclar e incluso habrá cuadernos y libros que servirán en el nuevo centro pero lo más probable es que haya que hacer una buena compra de materiales para el colegio. La educación es similar en todos sitios, dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre se estudiaran unas cosas u otras, pero la educación debe de ser buena en todos los centros educativos.

También hay que decir que si la mudanza es a otro país, (que es muy común también sobre todo en los tiempos que corren por España) existen algunos inconvenientes a nivel educativo que cuesta un poco más de asimilar. El idioma por ejemplo es el mayor hándicap que nos encontramos, en España ahora mismo la mayoría de los colegios son bilingües pero aun así el nivel de inglés de los niños no es tan alto como para poder desarrollarse en un país de habla inglesa, es por esto que lo más probable es que pierdan un trimestre por lo menos (cuando no sea mas) por culpa del idioma. A lo demás es sencillo adaptarse, las costumbres serna distintas pero bien es sabido que donde fueres haz lo que vieres así que como el ejemplo arrastra lo mejor es hacer lo que creemos que es lo mejor y salir de dudas preguntando siempre.

Lo demás es pan comido, con un poco de ayuda y mucho empeño es fácil llevar una mudanza a mitad de curso, es fácil adaptarse al cambio y son un poco de suerte será lo mejor para la familia. Una mudanza también implica hacer amigos nuevos y empezar de cero con las relaciones y con la vida social, no hay mal que por bien no venga, con un poco de paciencia se puede conseguir todo lo que uno se proponga.